EL BLOG DE SUSHIMORE

¿Cuáles son las algas más utilizadas en la cocina japonesa?

algas

Los ingredientes del fondo del mar suelen ser elementos principales dentro de la gastronomía japonesa. El menú se caracteriza por ser rico en pescados y algas, ya que ambos son fuente de nutrientes y minerales y, a la vez, aportan un gran sabor a los platos haciéndolos únicos e inigualables.

A pesar de que en Occidente no es frecuente el consumo de algas, los japoneses se encuentran unos pasos “por delante”  ya que han sabido aprovecharlas en todas sus formas y estados. Casi todos los platos poseen algún tipo de alga: el sushi o las sopas dentro del menú se componen de ellas y es así como, gracias a este hábito de la cocina asiática, los platos se saben sabrosos y poseen colores y texturas de todo tipo, que embellecen  y aportan valor a la presentación. Primero debe ser tentador a los ojos y luego al paladar.

En el océano hay más de 10 mil tipos de algas con todo tipo de color, sabor y propiedad alimenticia, y los seres humanos solo utilizamos 145. Es por ello que aún queda un largo camino por recorrer junto con un cambio de hábitos en la cocina occidental.  Al mismo tiempo, a diferencia de muchas culturas, la dieta japonesa suele ser considerada una de las más saludables del mundo y las algas, rica fuente de nutrientes, son una de las causas de este título.

En Sushimore te contamos cuáles son las algas más famosas de la carta de un restaurante japonés y cuáles debes elegir para que tu plato sea nutritivo y a la vez tenga un gusto original y nunca antes visto:

Alga wakame

Es el ingrediente base de la sopa de miso y de la mayoría de las sopas del menú. Su textura es gomosa, es de color verde y posee un sabor dulce. Se suele consumir también como acompañante o como plato principal  con aderezos de aceite de sésamo y especias o junto con tofu o ensaladas alineadas con vinagre.  Esta planta proveniente del fondo del mar aporta calcio, hierro, magnesio, Vitaminas A y B, y ayuda a mejorar la piel.

Alga nori

La famosa alga que cambia de color según el estado en que se encuentra. En origen es de color violeta, una vez que se seca se torna negro y luego cuando se cuece desemboca en un color verde oscuro, estado en el que la solemos consumir. Esta alga es la que envuelve la mayoría de las piezas de sushi como los makis y nigiris y posee gran versatilidad, ya que se vende en forma de lámina o prensada para funcionar como condimento para ensaladas o diversos platos nipones.

Además, sus propiedades contribuyen a disminuir el colesterol en sangre, es antioxidante y aporta hierro, calcio, magnesio y vitaminas A, B y C.

Alga kombu

Es el alga típica para realizar sopas y salsas. Esta alga es la principal que se utiliza para realizar el caldo dashi, la fuente de sabores a la hora de preparar la sopa de miso. Lo que más llama a consumirla es su alto contenido de hierro y fibra y, de hecho, cada vez más, aparece en dietas détox para limpiar y fortalecer la flora intestinal.

Alga agar-agar

Su color insípido y trasparente se debe a que esta alga tiene una gran capacidad de absorción de agua y sirve para la estabilización de ciertos alimentos. Si bien es más común que se utilice para preparar gelatina, en Japón se usa para la preparación de dulces. A la vez, su alta capacidad de retención de líquido brinda la posibilidad de saciar a cualquiera que lo consuma y es por ello que suele estar presente en dietas alimenticias.

Alga hijiki

Esta es un alga propiamente versátil, ya que se adapta al modo de preparación cruda, salteada o como parte de una ensalada. Se puede servir en un plato junto a los nigiris para aportar una explosión de sabores e ingredientes en el paladar. Lo que la hace diferente del resto, y muy utilizada por los japoneses, es su verdadero y fuerte sabor a mar, además del hecho de que es una fuente muy rica de calcio, hierro y vitamina A que ayuda al correcto mantenimiento de los tejidos óseos. Entre todos los beneficios, además, funciona como antioxidante.

También te puede interesar…

Menú