EL BLOG DE SUSHIMORE

Cómo ser el emprendedor ideal

emprendedor

El autoempleo es una de las fórmulas más efectivas para conseguir el éxito, pero este no siempre llega. Para triunfar se necesitan muchos requisitos y la conjugación de varios factores, desde una buena idea hasta un buen equipo de trabajo; pero no es imposible alcanzarlo. Dentro de estos requisitos, un buen líder a la cabeza de un emprendimiento es un punto muy importante, pues es quien define el rumbo de un negocio a través de la gestión global de la empresa.

En esta línea, cabe destacar que para lograr ser un emprendedor líder y exitoso este debe tener ciertas cualidades y características que le ayudarán a gestionar una empresa que comienza desde cero, a desarrollarse y ganar. Somos conscientes de que estas cualidades son un parámetro “ideal”, pero no inalcanzable. Es solo cuestión de tomar conciencia, decisión, perseverancia y llevarlo a la práctica.

Una vez que todo el esfuerzo que significa emprender da frutos, la satisfacción de haber superado los obstáculos y haber hecho el camino recorrido es mucho más enriquecedora y motivadora de cara a seguir creciendo. Además, una vez superada la primera parte y cuando la empresa está montada, el resto suele ser más estable y fácil.

Emprendedor: se nace y se hace

Existe la vaga creencia de que para ser emprendedor, se debe “nacer con espíritu emprendedor” y, desde Sushimore, predicamos que esta percepción no es del todo cierta. Aunque, evidentemente, existen personas que poseen cualidades intrínsecas y necesarias para montar un negocio, a la vez, con disposición y perseverancia todo se puede lograr. Si uno es consciente de que se carece de ciertas cualidades como, por ejemplo, la perseverancia, solo basta proponerse el cambio. Si uno decide cambiar y buscar estas características es muy probable que, con tiempo, las pueda alcanzar.

En esta línea, hemos elegido algunas de las características más importantes que debería poseer una persona que desea emprender:

Apasionado del proyecto que creó. Es muy importante este punto porque es lo que motivará a comenzar y luego lo que se deberá mantener a largo plazo.

 Paciente contra las adversidades. A la hora de enfrentar las miles de dificultades que aparecen a la hora de emprender es imprescindible tener paciencia y no dejarse dominar por la ansiedad.

 Reflexivo, es decir, una persona que piensa racionalmente antes de actuar. La impulsividad muchas veces nos puede jugar en contra a la hora de tomar decisiones erróneas.

 Flexible. Abierto a los cambios y adversidades que pueden reformular el escenario. Una persona que no le tema al cambio y sea consciente de que todo puede cambiar de un día para otro.

 Perseverante y constante. El líder de un emprendimiento debe estar dispuesto a avanzar no importa qué. Es necesario no bajar los brazos nunca y transmitir el sentimiento de seguir hasta el final hasta cuando se pone más difícil.

 Responsable. Un líder debe ser responsable en todo sentido, con sus tareas y en sus actos. Debe ser consciente y sensato, pues saber cuándo debe hacerse cargo de lo que le corresponde le servirá, a la vez, para dar ejemplo para el resto del equipo.

Empático. Una persona que lee y entiende a los demás. Alguien empático será un buen líder de equipo y uno más humano.

También te puede interesar…

Menú