EL BLOG DE SUSHIMORE

Claves para encontrar financiación para tu franquicia

encontrar financiación

Sushimore y las marcas de Grupo Gadea han encontrado una fórmula que les permitió llevar la restauración a un nuevo nivel. Con una baja inversión es posible ofrecer sushi u otras propuestas gastronómicas en un modelo híbrido de delivery, takeaway o en el local con una flexibilidad absoluta. Además, el coste asumible permite abrir nuevas propuestas culinarias en lugares donde no hay competencia, por lo que este modelo de negocio se postula como un atractivo para quien esté buscando crear una franquicia.

Sin embargo, si bien Sushimore ofrece un pack para emprender atractivo y rentable, es necesario ir un paso más allá a la hora de ayudar a nuestros franquiciados a encontrar la financiación necesaria. No basta con proponer condiciones amigables y una buena presentación, sino que además hay que saber qué aspectos analiza un inversor a la hora de saber dónde poner su dinero.

¿Qué claves debo tener en cuenta para encontrar un buen inversor?

Todo nace sobre la base de saber ofrecer lo que el inversor busca e inspirarle confianza. Desde Sushimore encontramos el balance perfecto entre rentabilidad e inversión inteligente, y es así como hoy contamos con más de 30 franquicias en todo el territorio nacional. ¿Nuestro secreto? A la hora de invertir hacemos que el “viaje” sea fácil y llevadero, ahorrándole todo tipo de problema o trámite engorroso a nuestro nuevo socio.

Tiempo atrás, cuando empezamos a crear Sushimore, nos planteamos cómo sería la mejor forma de atraer y enamorar a otro con nuestra idea para llegar a lo que hoy somos. A continuación ofrecemos algunas claves para encontrar financiación y conseguir llevar el emprendimiento de sueño a realidad.

Darse a conocer a la gente que te rodea

La presentación de uno mismo es lo primero. Cuenta tu trayectoria, tus experiencias, de dónde vienes y hacia dónde te diriges. Cuáles son tus ambiciones y metas. Si estás acompañado haz lo mismo con el equipo que te rodea y te acompaña en el proyecto. Una presentación sincera y detallada es el paso cero a crear vínculos duraderos con el inversor. Al fin y al cabo, detrás de todo negocio hay seres humanos.

Encuentra tu propuesta de valor y enamora

Uno de los factores más difíciles a la hora de encontrar financiación es que todo parece estar inventado hoy en día. La buena noticia es que una buena propuesta de valor en el mercado triunfará aunque no haya inventado la rueda. Una vez que se encuentre algo diferente al resto, es importante saber resumirlo y transmitirlo al inversor para hacer que “se sume” gracias a ese atributo que lo hace único e inigualable. Puede ser cualquier rasgo, desde valores humanos, hasta desarrollo de negocio, e incluso un producto jamás visto antes en el entorno.

Garantías de ganancias y rentabilidad

El inversor siempre debe tener garantizado un win-win, es decir, que obtendrá una ganancia a partir de su inversión. Es esencial saber cuáles serán los beneficios y los costes, a corto y largo plazo, y analizar el balance positivo del negocio. Una vez que se sabe detalladamente cuáles serán los rendimientos que se obtendrán en tu emprendimiento, en este caso en una franquicia, se debe presentar la información completa e integrada, sin ningún margen de error. Es importante haberse preparado para contestar todo tipo de preguntas que el inversor pueda realizar y formarse en todos los aspectos financieros y administrativos posibles.

Además, si se está invirtiendo con un producto ya consolidado en el mercado y con números de ganancias reales, será más fácil que el proyecto sea financiado, tal y como ofrecemos desde Sushimore.

Ofrecer un plan detallado de principio a fin con números

Conocer la proyección a corto y largo plazo es otro factor que ayudará a convencer al inversor del alcance de la aventura. Es de suma importancia realizar un plan con un principio y un fin y con todos los rasgos del negocio contemplados y previamente analizados. Los que están en juego y los que aún no. Detectar las oportunidades y amenazas puede ser un factor clave a la hora de conseguir la meta.

¿Quiénes son los principales inversores?

Una vez tengo armada una presentación potente, lo más probable es preguntarse: “¿Vale, y ahora hacia dónde me dirijo?”. Existen varias opciones para encontrar financiación que se pueden valorar, como familiares y amigos que puedan estar dispuestos a sumarse a la aventura; inversores privados que conozcamos o a los que tengamos acceso y a los que consideremos que podamos convencer de que existe una oportunidad de inversión; así como los bancos, que pueden crear un préstamo razonable si entienden que el proyecto tiene perspectiva.

Además, hay personas que se encuentran en situación de obtener una ayuda para el emprendimiento. Por ejemplo, alguien que se ha quedado en desempleo tiene la posibilidad de capitalización de la prestación por desempleo en pago único, con el objetivo de invertir la suma de golpe en un nuevo proyecto. Para ello, igualmente habrá que presentar la naturaleza del proyecto e indicar claramente a qué se va a destinar cada euro invertido.

También te puede interesar…

Menú